Mezcladoras de sólidos para la industria

Mezcladoras de sólidos para la industria

La industria requiere el uso de muchos tipos de materiales. En ocasiones, se necesita que los distintos materiales que se tengan que utilizar lleguen a la zona de producción totalmente mezclados. Por eso es necesario contar con equipamiento preparado para realizar este proceso con eficiencia y seguridad.

Las mezcladoras de sólidos que ofrece TAYTESA están preparadas para realizar su trabajo de manera eficiente y ofrecer un mezclado adecuado para diversos tipos de materiales, dejándolos listos para su uso.

El mezclado de sólidos se realiza con la acción mecánica del mezclador de sólidos. Los distintos materiales se introducen en la mezcladora de sólidos en las cantidades necesarias y se activa el mezclador. Hay varios tipos de mezclador, aunque todos realizan su función sin problemas. Unos mezcladores son más adecuados para determinados materiales, aunque al final, todos realizan la misma acción y ofrecen resultados similares.

En TAYTESA realizamos un estudio de sus necesidades concretas antes de ofrecerle un mezclador de sólidos que se ajuste a lo que necesita en concreto. Los principales modelos de mezclador de sólidos que diseñamos y fabricamos en TAYTESA son:

  • Mezclador en V: se trata de un mezclador de sólidos que está compuesto por dos depósitos colocados en forma de V, para que el movimiento rotatorio pueda hacer que se mezclen de manera eficiente y se conviertan en el material que se precisa para el proceso de fabricación.
  • Mezclador tubular: en este caso, el material es mezclado en la mezcladora de sólidos gracias a unas palas que se mueven de forma circular y consiguen que los distintos elementos que conforman la mezcla se unan de manera uniforme y eficiente.
  • Mezclador horizontal: la mezcladora horizontal realiza la mezcla también con la acción de unas palas que giran verticalmente gracias a un eje. Estas palas consiguen la mezcla de sólidos a través de este movimiento y hacen que sea muy sencillo obtener el producto final, que se descarga por una válvula ubicada en la parte inferior de la mezcladora de sólidos.